sábado, 6 de abril de 2013

AYERES


La catedral en Viernes Santos,
humareda de ovejas apeñuscadas en su redil:

lágrimas y sudor
empapan 
días secos.

Muchedumbre 
en dolientes dividida:
y cada una con su punzadura 
de lanza en el costado.

Afrentas, agravios
multiplican
carne y alma.

En boca propia
sabor a hiel, y acíbar,
y cada una
de las Siete Palabras
en cada uno de los pechos 
eterniza.



De (Raíces en estampas)


© Dolores Castro
© Carmen Amato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada