jueves, 6 de agosto de 2015

La sangre derramada

Al borde del camino
lo encontramos
el mismo pantalón, la blusa blanca:
sobre su espalda
amapola de sangre.

Llaman de gracia al tiro
que enmudeció su boca,
ahogó su amor
y me dejó baldada.

El estallido
de aquel tiro de gracia
aún retumba



y aúlla en el aire, aúlla.

Dolores Castro

(Del libro  Algo le duele al aire)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada